EL ARRIBISTA Y EL ARRIBISMO

Cristina Barcelona

Dícese del ARRIBISTA que es una persona que progresa en la vida por medios rápidos y sín escrúpulos, alguien que pretende progresar siempre a cualquier precio y suele alcanzar muchas veces posiciones sociales superiores a su calidad, merecimientos, talento, siendo lo suyo siempre el tratar de figurar, actuando generalmente sin moral siendo él o ella excesivamente ambicioso.

El ARRIBISTA NO es bien aceptado por el círculo social al cual se quiere pertenecer, lo que origina en el o ella una gran frustración y envidia. “Esto no tiene relación con el natural y sano deseo de progresar en la vida”. 

El ARRIBISTA muchas veces se esconde en una personalidad envolvente, cautivadora super sociable y cariñosa y totalmente adulador. El Arribismo por tanto consiste en intentar demostrar ser alguien que no se és, en oportunidades negando u ocultando sus raíces u otros de los que él en particular no se siente identificado o le da vergüenza, y suele renegar de quienes lo acompañaban o estaban en su misma posición antes y como consecuencia esta persona sea el o ella suele ser a su vez rechazado por su propio grupo de origen debido a su conducta más asociada con el materialismo y el egoísmo.

Por lo tanto podemos apreciar que ambas son definiciones de un tipo de persona con rasgos muy particulares. Si tú eres a quien quiere imitar, copiar o tenerte de lado para presumir y luego desechar cuando ya lo haya conseguido todo de ti, pon mucha atención a este artículo……

El arribista es una persona nociva que puede hacerte un gran daño, puede robarte en un click todo tus esfuerzos o simplemente originarte un gran desengaño

En este sentido, se podría decir que literalmente el arribista es la persona aplicando el principio de “el fin justifica los medios”, agotando todas las instancias para alcanzar sus objetivos predeterminados y, carente de escrúpulos no duda en usar medios poco éticos con tal de lograr obtener lo que quiere en la vida, siendo insaciable en su sed de PODER, tal cual.

ARRIBISMO de acuerdo a la R.A.E. (Real Academia de la Lengua Española) esta proviene del francés “arriviste”, formada sobre el verbo “arriver” (llegar). 

Arribismo es además el hecho de creerse uno más de lo que es, intentando demostrar lo que se querría ser sin acabar de serlo. Actitud generalmente mal recibida por el resto, por el entorno, pues la actuación forzada siempre causa rechazo.  

Quizás estemos rodeados de personas arribistas que todo el tiempo se ufanan de ir a determinados lugares, de conocer a determinadas personas, de vivir en estratos altos, de codearse con las mejores familias de la ciudad, de estudiar lo mejor y de moda, de que pronto serán homenajeados por sus habilidades (que ellos mismos han promovido) o de ser el foco de la atención. Los que optan por el arribismo dejan de lado los valores morales para conseguir, sin demoras, aquello que desean. Intentando en cada paso que dan en su camino volverse influyentes y acaparar el poder así , según su postura, puede alcanzar un lugar ventajoso para enriquecerse e imponer sus condiciones. Muy común en la política en donde se suele ver constantemente como algunos dirigentes antes de ejercer cargos públicos o de acceder a puestos de gobierno, hayan militado durante años y trabajado cerca de la gente con un compromiso real y duradero. Si un magnate, aprovechando su fortuna, desembarca repentinamente en el terreno político puede ser en la mayoría de los casos (no necesariamente todos) para seguir acumulando dinero y poder, por lo que podríamos estar hablando de un arribista.

Contrario a todo esto “UNA BUENA VIDA Se GOZA SU ESTRATO POR EL CONFORT, PORQUE SE LO MERECE Y PORQUE TRABAJA PARA DARSE ESOS PLACERES SIN PISAR A NADIE NI VALERSE DE NADIE, SIN IMPORTAR A QUIEN TENGA A LADO O QUIEN LO SALUDE y lo más importante SIN ENVIDIAR LO QUE LOS DEMÁS TIENEN Y UNO NO”, ya que como bien reza aquello de: “No es felíz quien más tiene si no aquel que con lo que tiene es felíz”

RECONOCIENDO A UN ARRIBISTA

Reconocemos a un ARRBISTA porque siempre hablan de ellos todo el tiempo y de las personas que conocen con apellidos famosos, personajes famosos o políticos. En otras palabras…

  • En sus bibliotecas lucen libros de gran formato, porque decoran mejor, en vez de libros de los grandes autores.
  • Viajan en primera, así sea en vuelos cortos para que todo el mundo vea que no son iguales a los demás.
  • Tienen chofer y carro blindado, y hasta escoltas, como símbolos de status y se sientan atrás, nunca en el del copiloto o al lado del conductor, a pesar de que se marean menos ahí.
  • En sus casas obligan a las empleadas a usar uniforme y a decirle Señora a la mujer y Doctor al señor.
  • Esconden que ellos o sus padres y abuelos vienen de pueblos.
  • Rastrean sus árboles genealógicos en búsqueda -infructuosa- de algún pariente así sea lejano, que se haya distinguido por algo.
  • Tratan de mejorar la raza dicen, mezclando su piel oscura con la blanca o su corta estatura con alguien alto, o su gordura o robustez de familia por alguien delgado genéticamente o casarse con un extranjero.

Sus frases son “soy amigo del hijo del alcalde”, “el presidente del club me saluda todo el tiempo”, “toda la vida siempre he tenido todo y se me hace imposible dejar de comprar y comprar”, o “soy tan bueno en lo que hago que quiero porque me lo merezco (lo dice o lo da a entender) un premio” etc. Leen biografías de los grandes empresarios. En otras palabras..

  • Tratan de volverse amigo de miembros de familias aristocráticas.
  • Como sea, envían a los hijos a estudiar al exterior, no importa que vayan a centros académicos de inferior calidad que los de su pais.
  • Intentan conectarse con políticos de alto vuelo, para poder decir, estuve con fulano o sutano desayunando o almorzando o cenando, empleando su primer nombre.
  • Estas personas están convencidos de que la plata puede comprar distinción. 

Igualmente son personas que necesitan del reconocimiento del otro sea de voz, publico, en las redes sociales. Son auditivas, les encanta saber qué dicen los demás de ellos. Cosas como por qué buen profesional que eres, te mereces ser un personaje público, estrenas tanto, me encanta el sector en el que vives, me gusta todo lo que haces, en otras palabras viven de la adulación.

Muchos de los ARRIBISTAS viven todo el tiempo endeudados, o gastando con tal de mantener su imagen o apariencia ante los demás ya sea personal o familiar. Pueden pagar un arriendo elevado y no tener nada en sus neveras. Suelen tener a los hijos en los mejores colegios y no tener para pagar sus pensiones, por lo que siempre van viendo de donde conseguir más, buscando donde arrimarse. En otras palabras…

  • Van a esquiar en la nieve a Europa o Estados Unidos así se mueran de frío, solo para poder contar que hicieron ese plan.
  • Solo van a restaurantes a mirar gente y a ser vistos, la comida no les interesa.
  • Escudriñan con cuidado el pedigree de los novio/as de sus hijos, para que solo salgan -y eventualmente se casen- con gente bien.
  • Hacen todo lo posible por salir con frecuencia en las páginas de las revistas sociales, al lado de personajes famosos, arrimándose en la foto para darse a conocer.

Otros arribistas parecen un maniquí de marcas reconocidas para mostrar por todos lados que su ropa es costosa y por ende debe andar con gente de ¿nivel? ya que busca la aceptación.  Suelen adquirir la membresía de un club y no salir de él. Llega apenas abren y se va cuando están a punto de cerrar, o están en pos de cuanta invitación social pueda conseguir o evento para luego presumir de sus multiples de conocidos a los que el ve importante hacerlo, siempre para en pos de a quien le pisa los talones sin importar meter a su familia en ello disfrazando sus oscuras intenciones con su pseudo éxito. En otras palabras…

  • Siempre están a la última moda, sin importar que se les vea mal.
  • Compran los accesorios más costosos, de las mejores marcas, así no les gusten.
  • Son usuarios frecuentes -para la pareja y para sí mismos- de liposucciones, inyecciones de botox, arreglo de párpados, etc.

Viven buscando la forma de alcanzar un buen partido. Por eso trata de ingresar como pueda a alguna organización reconocida, en otras palabras no dan puntada sin hilo. En otras palabras…

  • Ellos buscan alguna mujer linda y joven -preferiblemente de pueblo- creen que son más fáciles de manejar –
  • Ellas buscan un empresario rico que les garantice lujos y comodidades el resto de su vida.

Para los arribistas en el tema animales, el perro es el animal más aconsejable para él, siempre y cuando no muerda ya que se trata de ampliar su vida social no de espantar las nuevas amistades. Los arribistas ricos tienen muchos perros. Los arribistas de la farándula prefieren los malteses o pomeranios, a los que les ponen exóticos nombres y cuelgan collares muy finos.

QUE DEFINE A UNA PERSONA ARRIBISTA

Estas PERSONAS tienen una concepción de que lo poco que tienen les permite creerse más que los demás. Muchas veces no es en lo económico sino en lo mental. Algunas personas les dicen levantados con el sueldo mínimo o pobres resucitados. Así mismo, hay un esquema particular de personalidad que en psicología llamamos negalómanos, personas que creen ser más que otros sin tener lo suficiente, y eso  los hace sentirse bien, sobre todo estar rodeados de personas con títulos y condiciones altas, siempre están hablando de ellas mismas, de sus logros, sus pertenencias, sus hazañas y la mitad de lo que dicen son mentiras. Con solo confrontarlos se descubren. 

Antiguamente utilizabamos el término del snob en donde encajaban las personas que vivían de la moda o de las tendencias. Un ejemplo claro, la persona que juega tenis si el presidente y el vicepresidente lo hacen.  O quiero entrar en la política porque fulano sutano o mengano so pretexto de ayudar a los demás gozan de muchos privilegios, o los que usan el peinado, la ropa y el estilo de un artista de moda porque si y hasta los gestos.

CONSECUENCIAS QUE ESTE COMPORTAMIENTO LES TRAE A LOS PROPIOS ARRIBISTAS

Las consecuencias que este comportamiento puede ocasionar son graves ya que estas van desde endeudarse o vender cosas que realmente les sirven por adquirir lujos y apariencias. En lo social como tienden a tener a sus hijos en colegios caros porque es la forma de que el o sus hijos logren estatus aunque muchas veces no sean capaces de pagar esas pensiones  y los niños terminan asumiendo esa situación o sea igualmente su principal motivación de conseguirlo a como de lugar solo por figurar.

QUE PUEDE FALLAR EN UNA PERSONA QUE ACTÚA COMO ARRIBISTA

Definitivamente el sistema de valores de la persona. Ese sistema valorativo que implica creencias falsas sobre su imagen, autoconcepto. Los arribistas manejan mal los valores y esconden un complejo de inferioridad terrible por lo que les es importante pertenecer a instituciones que prediquen valores en donde esconder ese su lado oscuro y valerse de él, llegado el momento en que sea descubierto.

Muchos, suelen vivir en lugares exclusivos, ser socios de diferentes clubes, se endeudan para vivir de apariencias… Valores incongruentes con su realidad por la que literalmente “pujan” por mantener. Algunas mujeres que tienen un conflicto frente a su propia identidad dedican todos sus ingresos a su vanidad, pero no tienen claro quién es, quién cree que es, no son personas auténticas. 

Los arribistas son personas que creen ser lo que los demás les dicen por su apariencia. Podríamos decir viven bajo el lema gano de lo que parezco. Todo lo que hacen lo hacen para buscar un estatus o beneficio de tipo socioeconómico, siendo pregunta fundamental a hacerse: ¿quién soy realmente? y puedes verlo que se menten en todo y a la vez hasta en lo que no saben para pronto presumir que lo dominan a la perfección, están tras todo lo que se mueve.

SEÑALES QUE DELATAN A UN ARRIBISTA

Viven hablando sobre el referente del apellido de la familia, otros viven mucho del pasado familiar si fue de bonanza o tratan de no mostrar un nombre porque les da vergüenza, o de la etnia de la que proceden, o de solo su presente estudios y esfuerzos para ser adulados para lo cual son muy hábiles ya que saben con quién y como lograrlo. Estas personas arribistas se sienten plenas con referentes que le dan estatus aunque ellos no los tengan. Es un claro problema de identidad. Pero ahora la pregunta sería ¿Eres tú uno de ellos? a continuación…

  • Eres envidiosos y ves el éxito ajeno como un fracaso propio
  • ¿Te gastas el dinero en cosas que no puede pagar? es decir te compras cosas de precios inimaginables para mostrar al otro cuánto puedes derrochar y así conseguir estatus.
  • Si no tienes dinero, ¿compras imitaciones? o originales pero en baratas o remates o de segunda mano. El problema es que la gente que sí conoce de marcas lo nota porque el lujo tiene señales.
  • Así la mona se vista de seda, es lo que sucede cuando se trata de ‘encajar’ en la élite de las grandes ciudades del país. Mujeres con extensiones, Swatch dorados, tacones escarchados, blusitas pegadas son reconocibles a distancia, lo mismo que los hombres brillan más que un aviso, pero no saben que por eso, ya están marcados.
  • ¿Muy que gourmets? suele pasar que a la hora de pedir un plato gourmet de porción mínima lo miran con horror, pero fingen adorarlo. Por supuesto, el ‘corrientismo’ no existe para ellos. La comida rápida o algo de más  ‘elevado’ hacen parte de su menú, no lo autóctono, que es ‘para la casa’ o para la gente de estratos populares.
  • Nunca te pueden sorprender con un tema valioso, porque todos te lo sabes.
  • Vives al día, es decir que viven como nobles sin tener un quinto. Si se trata de una arribista, esta no comerá para poder pagar la cuota de la tarjeta de crédito por sus cosméticos de infarto y si es hombre dejará de salir mucho para poder pagar las cuotas de su coche último modelo.
  • ¿Te das de muy culto? te lees todo lo ultimito de lo que pasa en USA, te enteras de todos los festivales que hay así realmente no te importen. Vesta la tv cualquiera que no sea HBO o Netflix la consideras para ignorantes. Copias frases de Coco Chanel o de algún escritor famoso en tus redes sociales y hasta hablas de arte y de famosos o de frases aunque no sepas realmente lo que significa.
  • Arribista a la vista en redes sociales: mueren por tener millones de seguidores por lo que tiende a adular a sus ‘ídolos’ con cualquier tontería y posteas tu mejor ropa en Instagram, o lees un libro y lo publicas, le sacas fotos a tu comida (no la común) y usas un lenguaje o puros hashtags..
  • Todo lo que parece corriente no va contigo, si no tienes coche no quieres ser visto en un bus por lo que viajas en taxi, mira programas “de nivel” y utilizas expresiones coloquiales en el inglés de moda.
  • Paseas por los lugares más atractivos del mundo imaginativamente? pero ¿puede que te lo creas y dices que estas fuera?
  • Careces de autocrítica, no reconoces un error y si lo haces es siempre a medias.
  • Vives en un realismo mágico: es decir en un mundo de fantasías, en una realidad que te sitúa más allá de la que verdaderamente es. Crees ser el ser más exitoso, bello e indispensable de tu entorno.
  • Tienes la necesidad imperiosa de hacer notar públicamente tus logros intelectuales y económicos, por muy pequeños que éstos sean.
  • Eres un aleccionador por naturaleza, es decir que sueles tener una actitud crítica frente a la desgracia ajena y entregas lecciones de vida y de cómo conseguir el éxito, sin que nadie le pida consejos.
  • ¿Eres egoísta e individualista?.
  • Eres maleducado porque tienes muy poca empatía, lo que te lleva a tener no muy buena convivencia urbana ya que te estacionas donde quieres, doblas en segunda fila, te cuelas en las colas de pago o pretendes hacerlo o te incomoda hacer colas porque eres tú.
  • No escuchas al resto, sólo te gusta hablar de ti mismo. Siempre tienes una anécdota o una experiencia que contar mejor que la de los demás.
  • Como arribista desconocerás tus raíces humildes si es que las tiene.
  • Eres Egocéntrico y siempre crees que eres el centro de las conversaciones.
  • Eres un ladrón del pensamiento. Sueles robar desde los chistes hasta las ideas y proyectos de un compañero,  para hacerlas pasar como propias.
  • Siempre estás muy ocupado, pero la realidad es que te las ingenias para aparentar tener mucho trabajo.  Por ejemplo, realizas labores personales en horario de trabajo, llegando al extremo de pasar un día entero en tus propias actividades.
  • Eres competitivo con tus iguales la hora de la conquista amorosa y no tienes piedad en coquetear o quitarle la pareja a un amigo/a.
  • Eres inescrupuloso en los negocios y puedes estafar a tus socios amigos e incluso familiares si se te da una oportunidad, con tal de ganar más dinero.
  • Eres muy asiduo, además, a la pequeña corrupción como comer algo dentro de un supermercado y no pagarlo, justificando esa actitud con frases del tipo “Con todo lo que yo le compro a este supermercado…”

SER ARRIBISTA TIENE QUE VER CON LLENAR VACÍOS

Definitivamente Sí. Ya que se puede tratar de personas que desde la adolescencia  o infancia se sintieron inferiores, o que de pronto sus padres no les permitieron estudiar en colegios reconocidos o de prestigio ya sea por falta de dinero u otro motivo o no tuvieron juguetes como sus primos y amigos o como los de la televisión o muchas veces tuvieron que usar la ropa de otros familiares. Estas personas cuando crecen y consiguen trabajar se convierten en personas compulsivas, compran cosas “interesantes” y exageradas inclusive si son padres y todo lo hacen para llenar esos vacíos ya que sienten que a partir de esas apariencias llenan esas carencias afectivas y se van siempre a por lo socio-económico que de hecho es motivo siempre de sus conversaciones.

CATEGORÍAS DE ARRIBISTAS

Aquí nos encontramos con las siguientes categorías:

  • Arribistas pobres, pueden ser de dos clases, aburridos o divertidos y ello hace una gran diferencia pues ser pobre es una desgracia superable pero ser además aburrido es un pecado mortal.
  • Arribistas ricos, pueden darse ambas variedades de arribistas. A los ricos aburridos se les ve acompañados con frecuencia de arribistas pobres pero divertidos, a los que usan para animar sus desapacibles pero opulentas reuniones sociales. Los ricos divertidos son la mejor categoría de arribistas: No sólo tienen acceso a todo, sino que además saben disfrutarlo y compartirlo con cualquier otro tipo de arribista: pobre, rico, de la farandula o intelectual. Sus fortunas provienen de diversas fuentes: las han hecho directamente, las han robado o heredado. El origen no importa, lo que importa es como las inviertan.
  • Arribistas de la farándula, se distinguen 4 grupos el de la realeza de la farándula, integrado por personajes como Elizabeth Taylor, Marlon Brando, Barbra Streisand, Frank Sinatra. El Grupo A, que conforman quienes están muy cerca de ingresar a la realeza: Warren Beatty, Liza Minnelli, Jack Nicholson, Meryl Streep. Luego viene el Grupo B, que es el más inseguro ya que sus miembros no han podido ingresar al Grupo A y le tienen pánico a la posibilidad de caer en el Grupo C. Y por último está el Grupo C de los arribistas de la farándula, conformado por gente cuya cara todo el mundo conoce vagamente: ese tipo de personas que uno sabe que conoce pero difícilmente recuerda como se llaman. En este grupo se encuentran matriculados los lagartos y los periodistas.
  • Arribistas intelectuales, generalmente aceptados en los círculos sociales por su talento. Tiene el problema de que es poco atractivo físicamente, y por lo general se viste muy mal.

REGLAS DE ORO DEL ARRIBISTA (MANUAL)

  • Usa máscaras, Principalmente debes de ser un hipócrita. “Debes avanzar constantemente enmascarado, vender sin cesar tanto lo que hemos hecho y hasta lo que no hemos realizado” Es cansado, pero nunca debes ser sincero. Cualquier expresión de tu singularidad debe ser prohibida”.
  • Entender bien que ¿Tu jefe te da una orden o te propone un proyecto? Una respuesta: “sí.” Pero con sus variantes, “no te preocupes “, “funciona”, “no hay problema”. Negarse es oponerse. “Pero para tener éxito hay que unirse”, Debes emitir el mensaje de que no sufres las órdenes, sino que las deseas.
  • Aplaudir, Decir sí está bien, pero se trata de añadir una enorme porción de entusiasmo. Hay que aplaudir, ser positivos, mostrar que crees. “¿Creer en qué ? Uh… de todos modos, nadie hace la pregunta”. Creer en que se dice que todo es muy positivo. “Nunca hables de fracaso o drama, pero apasiónate ante el reto y la oportunidad de promocionarte.”
  • Explotar, “Se trata de preguntarse ¿qué interés puedes obtener de tus subordinados, colegas o tus jefes y encontrar una forma de explotarlos para hacer lo menos posible?
  • Regla general: el otro no es un individuo, sino un medio para lograr tus fines. Debes de ser capaz de delegar, tener amistades útiles y si es posible encontrar un padrino y protector (debes halagar y reírte de forma desenfrenada de sus bromas y ocurrencias)
  • Habla en las mismas palabras de la empresa, Después de la “sesión informativa “, asegúrate de que conoce el “gerente” el nuevo “desafío” que comentamos en un “espíritu empresarial” sin dejar de “crecer la dinámica de la red.” “Las palabras de la empresa o las jergas que emplean es un lenguaje de humo de madera”. Es sólo la apariencia, en cuanto al fondo, hay que decir banalidades correctas y lanzar sólo las ideas que ya se han puesto en marcha. El arribista sin duda nunca correrá el riesgo de ofrecer algo original.
  • Hay errores que un buen arribista social sencillamente no puede cometer como: Pedirle al mesero un “whisky en las rocas” sin hielo. · Comerse el limón o la cereza del cocktail: parecerá que está hambriento. · Pedir champaña con jugo de naranja en lugar de “Buck’s Fizz”, vino blanco con soda en vez de “Spritzer”, vino rojo con cassis en cambio de “Kir”, u olvidar que el Kir Royal es Cassis con champaña.
  • Nunca uses los utencilios incorrectos para comer alimentos con los que no estás familiarizado. Es preferible usar las manos que el cubierto equivocado, porque en últimas el arribista será considerado estrambótico en lugar de vulgar o poco sofisticado.

“…Hay muchos que lo son y no lo saben o no lo quieren aceptar cuando son descubiertos,  para lo cual optan por hacerse las víctimas ante los demás  de envidias inexistentes con los que justificarse”.

Aunque el arribista hecho y derecho sabe utilizar los halagos a la perfección, no siempre es fácil de detectarles ya que no siempre podemos desconfiar de todos los cumplidos ya que los hay de gente honesta pero ante la duda es mejor comprobar si puede la persona en cuestión persigue alguno de estos cuatro objetivos.

  • Quieren venderte algo La adulación es una técnica clásica de los vendedores y las personas manipuladoras que quieren que sus propuestas, ideas o intereses lleguen a buen puerto. Si necesitan negociar contigo algo, antes tratarán de allanar el camino, haciendote sentir bien para que estés más inclinado a aceptar la propuesta que planean hacerte que, probablemente, será más beneficiosa para ellos que para ti. El objetivo de sus cumplidos será que estés en deuda con ellos y aunque no te convenza la propuesta acabes aceptándo porque sientes que tienes un compromiso (que no es tal).
  • Quieren penetrar en el grupo, si bien los cumplidos pueden ser una manera sencilla de ganarse el favor de una persona, generar confianza y encajar en el grupo de amigos o compañeros en el que el sujeto es un miembro importante. Los aduladores se pueden limitar a darte la razón para ganarse tu favor, diciendo que tu opinión es igualita a la suya –aunque piensen todo lo contrario–, o afirmando que admiran lo astuto, inteligente o comprensivo que eres.
  • Quieren obtener cierta información Los manipuladores más agresivos rozan la sociopatía: son desvergonzados y tienen una ética voluble. En ocasiones no necesitan ganarse tu confianza por completo, les basta con repartir falsos cumplidos el tiempo suficiente como para obtener aquello que necesitan de ti: algún tipo de información personal o confidencial que no pueden conseguir de otro modo más sencillo. En cuanto consiguen lo que quieren procederán a usarla en tu contra. No les importa traicionar tu confianza, se mueven por el egoísmoy, gracias a tu descuido, han tomado ventaja.
  • Quieren que les perdones, el arribista no descansa, son tenaces y poco dados al desaliento. Da igual que hayan acabado peleándose con una persona, si van a necesitarla en el futuro harán lo posible por recuperar su confianza para luego, si es necesario, volver a clavársela por la espalda. Si has logrado desenmascarar a una persona manipuladora, por mucho que te adule, es mejor que seas precavido: si te la ha jugado una vez, puede jugártela muchas más.

Un comentario sobre “EL ARRIBISTA Y EL ARRIBISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s